Frutales de raíz desnuda
Endanea > Consejos > Consejos > Frutales de raíz desnuda
frutales

PLANTACIÓN DE FRUTALES A RAÍZ DESNUDA


El invierno es la época ideal para plantar árboles de raíz desnuda, cuando estos están sin hojas, que es cuando tienen la savia parada.

Antes de plantarlos, buscaremos el lugar ideal, cavaremos un hoyo para asegurar que la lluvia no encharca, después de la lluvia vaciaremos la zona.
Revisaremos el estado de las raíces y retiraremos aquellas raíces que estén rotas, secas o estropeadas. En caso de que el árbol contenga ramas muy largas, podaremos el mismo según la forma que queramos dar al árbol.

Cava un hoyo que sea amplio, abrir un hoyo, remover y airear la tierra es importante, y antes de meter el árbol clava un tutor en el fondo para fijar el árbol, así evitaremos que se mueva mucho y ayudará a que enraíce bien.

La tierra extraída del hoyo debe mezclarse bien con abono orgánico, con ello conseguiremos enriquecer la tierra y le daremos una reserva de nutrientes. Posteriormente realizaremos más abonados pero para empezar es importante ofrecer a nuestro árbol un suelo enriquecido.

Después de todo esto, introduciremos el árbol en el hoyo vigilando que el injerto quede al aire y no enterrado (el injerto es la unión del primer tramo de raíces y el tronco, que suele presentar como un corte).

Comenzaremos a echar la tierra, llenando entre las raíces y asentándola con el pie para evitar que queden bolsas de aire entre las raíces y la tierra. Una vez terminado, regaremos y lo ataremos al tutor.