Camelia

LA CAMELIA, FLORES EN INVIERNO

camelia
Las camelias son arbustos de floración invernal que nos aportan grandes flores. Comienzan a florecer a finales de diciembre y continúan así durante los 3 siguientes meses, su crecimiento es lento.

Existen multitud de variedades de Camelias, entre las que podemos distinguir las de flor simple o doble. En ambos formatos podemos seleccionar distintos colores. Las variadas de flor blanca son más delicadas respecto a otros colores.

A la hora de cuidar tu camelia debes tener en cuenta algunas especificaciones:

-La camelia es una variedad acidófila, por lo que debes proporcionarle tierra ácida.
-Utiliza abonos específicos para plantas acidófilas o un abono de floración.
-Sitúala en un espacio exterior húmedo y con sombra, evitando así que el sol del verano la dañe (sobre todo en las horas más fuertes).
-Si tu camelia está llena de botones, haz una selección eliminado el exceso.
-A la hora de plantar o traspalarlas usa una tierra específica para acidófilas o turbas especiales con PH muy bajo.
-Riégala moderadamente, evita encharcamiento pero controlando que la tierra no se seque.
-La poda es casi innecesaria. La camelia es de crecimiento lento, por tanto no necesita poda, aun así si quieres equilibrar o reducir ramas debes esperar hasta el final de la floración.

También puedes disfrutar de la camelia en tu balcón o terraza. Asegúrate de proporcionarle una maceta con el espacio suficiente y un buen drenaje. Es importante evitar los encharcamientos. Cada 2-3 años deberás trasplantarla para proporcionale un mayor espacio de crecimiento. Evita los lugares bajo cubierta.